“Team Building” en el área TI

En los últimos meses he oído la palabra “Team Building” en numerosas ocasiones. Parece que está de moda, al igual que la palabra “Competencia” o tantas otras que han pasado por nuestra boca. Pero, ¿cuál es su contenido? ¿Cómo aplica en nuestras áreas TI?

Desde hace varios años el ser humano descubrió algo sumamente importante: para alcanzar metas grandes y ambiciosas, es necesario trabajar en compañía de otras personas. Aunque son varios los modelos administrativos que se han utilizado para el manejo de grupos, las teorías que desconocen la importancia de mantener a nuestros miembros de equipo motivados e integrados han perdido vigencia.

Team Building, no es otra cosa que el reconocimiento de equipos. No sólo de los equipos que conforman las áreas, sino de la interacción entre ellas. Por fin, estamos llevando a la organización el Pensamiento Sistémico. ¿Cómo llevamos esto a nuestra área de TI? El área de TI está compuesta por varios elementos que sólo cuando cumplen su objetivo e interactúan de manera armónica, funciona correctamente. El resultado que genera este sistema como un todo, es diferente al resultado que genera cada parte de manera aislada.

Pasa lo mismo con nuestros equipos. Preguntémonos qué tanto confían nuestros miembros entre ellos, qué tan alineados estamos con la misión, qué tanto conocemos las motivaciones de los demás, qué tan compatibles son los miembros entre sí y qué tanto miramos hacia la misma meta. Si viéramos a la Compañía como un organismo, ¿cuál es nuestro aporte como área TI para que funcione?

Cómo área, ¿qué tal está nuestra relación con el área de Finanzas? ¿Con el área Comercial? ¿Cómo deberían ser estas interacciones para que la Compañía cumpla su misión?

Para que un equipo funcione, es necesario un líder que guíe a sus miembros en el cumplimiento de objetivos. Un líder que los mantenga unidos a pesar de las dificultades que se presenten en el camino, que los mantenga concentrados, que defina los objetivos escuchando las sugerencias que dan los miembros del equipo; que sea capaz de escuchar estas sugerencias reconociendo que nadie mejor que la persona que realiza diariamente una tarea para dar sugerencias de mejora. Este líder debe ser imparcial, cultivar que sus miembros se ayuden entre sí, procurar que éstos aprendan como equipo, y generar acciones que acerquen a los miembros entre ellos. En últimas, debe ser capaz de reconocer, resaltar, fortalecer y coordinar las habilidades individuales para lograr un objetivo grupal. Así mismo, debe estar en capacidad no sólo de guiar a su equipo, sino de interactuar también con los equipos que constituyen las demás áreas de la Empresa y con otras Compañías.

Cabe preguntarnos entonces qué estamos haciendo para generar este resultado que llevamos tanto tiempo tratando de fomentar a través de tantas teorías. El resultado que se genera cuando todas las fuerzas se unen y se mueven juntas, que es bastante distinto al que resulta del esfuerzo individual. Dicen que uno más uno no son dos, sino tres. Ese tercero es el sello propio que se adquiere cuando los resultados se consiguen de manera grupal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s